Comparte este trabajo:

IVA reducido en reformas: ¿dónde se aplica?

Seguramente hayas oído hablar del IVA reducido en ciertos trabajos. Pero, ¿cuándo y dónde se aplica en las reformas? Si quieres pagar menos por los arreglos que hagas en casa, no te pierdas este artículo.

Reformas e IVA reducido: ¿cuándo?

A la hora de reformar tu vivienda, el tema de impuestos puede ayudarte o incluso tranquilizarte un poco. ¿Sabes por qué? Porque se puede aplicar un IVA reducido del 10%. Lo cual se nota mucho respecto al general del 21%.

¿En qué casos se aplica? A la hora de renovar o reparar edificios que van a ser viviendas, lo cual es una gran ventaja e incluso un aliciente si tenemos dudas y estamos a punto de dar el paso definitivo.

Lo ideal, es que ante la más mínima duda se lo preguntes a un profesional del sector de la construcción bien al Ayuntamiento. Sin embargo, en términos generales el IVA del 10% se aplica a los siguientes casos:

La rehabilitación de los edificios, obras de rehabilitación energética, mejora de los cerramientos, cambios en la instalación eléctrica, de agua o de climatización, la pintura, los bajantes, los sistemas de telecomunicaciones, el cambio o la instalación de un ascensor, la sala de calderas, los detectores de movimiento, protección contra incendios, entre otros. Estos son algunos de los principales casos.

Además, este IVA reducido del 10% en las reformas se puede aplicar a las comunidades de propietarios que tengan 2 años de antigüedad y a las personas físicas que son propietarias de vivienda de uso habitual, independientemente de si es de primera o de segunda residencia. La construcción debe tener 2 años.

En cuanto a los profesionales que pueden ofrecer el IVA reducido, nos encontramos con autónomos, constructores y reformistas. Siempre y cuando realicen proyectos y obras donde el coste del material no exceda el 40% del total de la reforma.

Asimismo, hay materiales que computan en dicho porcentaje como los integrados en el edificio, las encimeras o los muebles de cocina, los mecanismos eléctricos, la carpintería, los sanitarios y otros materiales necesarios para hacer reformas. Mientras que están excluidos andamios y otros elementos.

IVA reducido en una reforma integral

Las reformas integrales son proyectos de mayor calado, donde el % del gasto destinado a los materiales es mucho más elevado en proporción a la mano de obra en comparación a, por ejemplo, si solo reformamos el baño.

En la mayoría de los casos, el porcentaje de inversión destinado a los materiales en reformas integrales alcanza el 60%-65%. Por tanto, en el caso de reformas integrales, esta reducción del IVA no sería computable.

Ahora que sabes cómo se aplica el IVA reducido en reformas, solo queda que sigas estos pasos para conseguir un menor precio con tu obra. Porque puede que te lleves una sorpresa y te ahorres ese 11%, que no tiene desperdicio.

¿Qué te parece? ¿Vas a aprovechar que el pago de impuestos es más bajo para llevarlo a cabo? No dudes en contárnoslo.

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: