Comparte este trabajo:

Vestidor: ¿en el dormitorio o separado de la habitación?

¿Quién no querría un vestidor en su casa? Es una idea magnífica y algo que nos puede hacer muchísima ilusión.

Sin embargo, a la hora de dar el paso se nos plantea una duda importante. El vestidor, ¿mejor en el dormitorio o separado?

¿Vestidor en la habitación o separado?

Antes de nada, debes saber que cada persona es un mundo. Hay quienes deciden tener el vestidor en el propio dormitorio y otros separado del cuarto.

Pero, ¿qué es mejor? ¿Qué tiene más sentido?

En muchos casos, debemos adaptarnos a la distribución de una vivienda y, por tanto, no nos queda más remedio que ponerlo donde hay hueco. Sin embargo, si planeas hacer una reforma, puedes cambiar las cosas.

Si el dormitorio es pequeño y no tienes forma de que el vestidor vaya dentro, la alternativa pasa por colocarlo separado, en otro cuarto. Así podrás tener un cuarto para el vestidor y otro para dormir, perfectamente separados según su función.

Claro que, si el dormitorio es grande y hay sitio de sobra, siempre puedes crear un espacio perfectamente diseñado para poner ahí tu vestidor y poder ir siempre que quieras de manera rápida desde tu habitación, que también es una ventaja. Por ejemplo, si tienes el baño en la habitación, no tendrás ni que salir.

Como ves, depende mucho del espacio que tengas libre en casa, de cómo esté organizada tu vivienda. Si no quieres hacer reforma, tendrás que adaptarte porque no tendrás muchas más opciones que hacerlo en base a su tamaño.

Lo que sí es importante, es que quede bien, que no resulte agobiante ni anti estético. Porque aunque el dormitorio es solo para ir a dormir, siempre se agradece más que quede un espacio zen, que no demasiado cargado.

Para adaptar el vestidor a tus necesidades, necesitas contar con espejos, buena iluminación y armarios altos y empotrados para que te cojan cuantas más cosas mejor. Puedes tomar ideas de Internet o de revistas.

Con esto que te hemos contado, puedes hacerte una idea de qué solución elegir en base al espacio que tengas en casa y a la distribución de tu vivienda. Al fin y al cabo, si no quieres o no puedes hacer reforma, tendrás que adaptarte. Pero es importante que quede como más te guste.

¿Te ayudamos a hacerlo posible? Si quieres tener el vestidor de tus sueños podemos ponernos manos a la obra para que así sea.

Otras entradas de nuestro blog

Diseño de cocina reformada y cuyo valor de mercado aumentó un 15%
Restaurante o local comercial recién reformado

Comparte este trabajo: