Comparte este trabajo:

6 pasos para cambiar mi vivienda a un local comercial

¿Se puede convertir una vivienda en un local comercial? ¡Por supuesto! Esto se puede hacer en ambas direcciones, siempre y cuando se cumpla con una serie de requisitos. En la siguiente guía te mostramos los pasos a seguir y te recordamos que en Otto te ayudamos en todo.

Cómo cambiar tu vivienda a local comercial en 6 pasos

1- Asegúrate que el inmueble figura en el registro de la propiedad y está dado de alta en el IAE

El primer paso para cambiar la vivienda a local comercial, pasa por comprobar si se puede utilizar el inmueble como local, por lo que debe figurar así en el registro de la propiedad. Asimismo, debe estar dado de alta en el Impuesto de las Actividades Económicas. Lo primero, por lo tanto, es tener claro esto.

2- Acude al Ayuntamiento

El siguiente paso, consiste en ir al Ayuntamiento para solicitar la transformación y llevar a cabo el procedimiento de convertir la vivienda en un local comercial. Para ello, en tu municipio te informarán de las condiciones y requisitos que hay que cumplir.

Principalmente, deberá ser viable en función de las normativas urbanísticas. Aunque se puede hacer, no todos lo permiten, porque hay edificios que no permiten este tipo de cambios o directamente están prohibidos en el barrio. Lo podrás consultar en el Plan General de Urbanismo.

3- Legalizar la nueva actividad

Con la confirmación del consistorio, ya se puede proceder a legalizar la nueva actividad del inmueble. Por ejemplo, la de un local comercial.

En este punto, ten en cuenta que deberás cumplir las condiciones para adaptar la vivienda. Esto es, todo el conjunto de Órdenes, Decretos, Reales Decretos y Leyes.

4- Contacta con un jurista

Para evitar problemas o malentendidos, puede ser interesante contactar con un jurista, que te informará sobre las leyes que gestionan el nuevo uso de los espacios de tu tipo de local. En base a ello, tendrás que esperar a regular las actividades para poder empezar a trabajar, aunque puede que no haga falta. Depende de a que te dediques.

5- Alta en Hacienda

Llegados a este punto, ya se puede dar de alta en Hacienda en el epígrafe correspondiente según el tipo de actividad, así como en la Seguridad Social. En el caso de autónomos, puede ser necesario contratar los servicios de una asesoría para delegar toda esta parte y que puedas centrarte en tu propio trabajo.

6- La obra

Para culminar el cambio, necesitas hacer la obra correspondiente que sea necesaria o que simplemente quieras llevar a cabo para que todo quede a tu gusto. Es importante que exista un proyecto de obra para que no se te escape nada y todo quede conforme a tus necesidades, cumpliendo con la normativa.

¿Te ayudamos a hacer el cambio?

En Otto trabajamos al lado de nuestros clientes para realizar este tipo de servicios. Si necesitas ayuda e información para cambiar tu vivienda a local comercial, no dudes en ponerte en contacto para que podamos darte presupuesto y asesorarte.

No estás solo. ¿Hablamos?

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: