Comparte este trabajo:

Chimeneas: todo lo que tienes que saber sobre ellas

Las chimeneas siempre son una parte fundamental de la casa. Sobre todo, de las que tienen un estilo más rústico o clásico. Sin embargo, también las casas modernas precisan de una. Y es que son algo muy acogedor cuando hace frío.

Si tienes la idea de construir una chimenea pero no sabes cómo, no te preocupes. En OTTO te contamos todo lo que tienes que saber de ellas para poder llevarlas a cabo.

Tipos de chimeneas

Aunque todos queramos una chimenea en casa, lo cierto es que poca gente sabe cuál y de qué forma la quiere. Existen muchos tipos de chimeneas: de madera, de gas, eléctrica, bioetanol…:

  • De leña/madera: las más comunes en todo tipo de viviendas. Son el tipo de chimenea que más calor generan al ser pequeñas. Sin embargo, genera muchas cenizas de toda la madera que se tiene que quemar. Además, el hecho de tener que llevar madera tampoco la hace muy atractiva.
  • De gas: funciona igual que algunas cocinas ya que utilizan la misma bombona de gas. Estas, al contrario que las otras, no generan cenizas ni residuos molestos como el humo. Además, su instalación es más sencilla que la de leña.
  • Bioetanol: es un combustible que se obtiene de la fermentación de las materias ricas en hidratos de carbono. Es decir, las emisiones de la chimenea no son perjudiciales. Además, tiene un rendimiento energético muy alto ya que el calor se queda en la estancia, no se pierde.
  • Eléctricas: tienen función decorativa y energética. Son seguras y no hay ni fuego ni cenizas ni humo.

¿Cómo la puedo construir?

Los pasos que debes seguir en relación a la construcción de una chimenea son sencillos. Aunque algunos variarán dependiendo de cuál chimenea hayas querido instalar en tu casa.

Pasos para construir una chimenea:

  • Lo primero que debes hacer es señalar las medidas que llevará la chimenea. Primero sobre papel, es decir, sobre unos planos, y luego sobre el suelo para empezar a construir.
  • Monta su estructura. Eso dependerá de lo que le hayas pedido al arquitecto en un principio.
  • Salida de humo. Es una de las partes más importantes. También se le llama campana.
  • Tener en cuenta las paredes de protección. Tienes que recubrir, si no lo están ya, las paredes para que no sufra daño alguno con el fuego o el calor.
  • Tener mucho cuidado con las piezas de madera, los cables eléctricos y los papeles pintados. Son cosas que pueden prender en llamas fácilmente y provocar un accidente.
  • Ventilación exterior. Si la salida de humo es importante, la ventilación exterior también lo es para que salga el humo que va por la campana.

En OTTO te recomendamos que construyas tu chimenea de la mano de profesionales de la construcción. Si necesitas información, no dudes en preguntarnos.

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: