Comparte este trabajo:

Grandes ventanales en casa, sus ventajas y desventajas

Los grandes ventanales son espectaculares. Por ellos entra mucha luz y estéticamente son preciosos. Pero, ¿conoces sus ventajas y sus inconvenientes? En la siguiente guía lo analizamos punto por punto.

Ventajas y desventajas de los grandes ventanales de las casas

Lo cierto, es que las ventanas grandes son una tendencia actual entre los arquitectos a la hora de diseñar una casa.

No obstante, no siempre son una ventaja. Si bien es cierto que estéticamente es muy bonito y ayuda a que entre más luz, pero hay que tener en cuenta que dependiendo del tamaño de la vivienda, podría quitar mucha zona de uso, dado que normalmente no se colocan muebles delante de las ventanas grandes. Pero sí de las ventanas pequeñas.

Lo ideal, es analizar donde se puede colocar el gran ventanal. Algo que puede ser ideal para dar más luz a zonas concretas de la casa, teniendo también en cuenta factores como el precio, la privacidad… Porque a ventanas más grandes, menos privacidad en la vivienda. Aunque siempre se pueden poner cortinas o estores.

Por lo tanto, de salida tenemos que las principales ventajas son que estamos ante unas ventanas más modernas, que son tendencia y que gozan de una agradable estética. Además, entra mucha más luz, algo que se agradece y que puede suponer un importante ahorro energético a largo plazo.

Otra de las ventajas, es que al ser ventanales tan grandes por los que entra tanta luz, hace que las estancias visualmente se vean de mayor tamaño. Esto es fundamental, porque genera una sensación de amplitud que gusta mucho y que, en otras palabras, da mucho confort.

No obstante, si hablamos de los inconvenientes, puede que nos encontremos más de la cuenta, pero ya es cuestión de gustos. Uno de los inconvenientes es el precio, dado que son más costosas. También supone un mantenimiento periódico más elevado que en el caso de las ventanas más pequeñas, porque hay que limpiarlas y si hubiera que reemplazarlas algún día sería más caro que unas más pequeñas.

Por otro lado, ya hablamos de la posible falta de privacidad (aunque se puede solventar).

Entonces, ¿es mejor elegir ventanales grandes? Depende de los gustos del cliente y de sus necesidades. Si bien es cierto que son más estéticas, pero tienen sus pros y contras.

Si tienes dudas, recuerda que podemos ayudarte a elegir los mejores ventanales para ti en función de lo que necesites.

Otras entradas de nuestro blog

Salón de una vivienda iluminado con luz natural
Baño de diseño recién decorado

Comparte este trabajo: