Comparte este trabajo:

La importancia de un decorador en una reforma integral

Si tienes en mente hacer una reforma integral, un decorador puede ayudarte en todo lo que necesites, para que el resultado sea de revista. ¿Qué ventajas tiene? ¿Por qué deberías contratar sus servicios? ¡Lo vemos!

Decorador en reforma integral: la clave del éxito

Una reforma integral no se hace todos los días. De hecho, lo habitual es hacerlo cada 40 años. Por lo que, sí ha llegado el día de reformar íntegramente tu vivienda ya sea para ti o para alquilar, esto te interesa.

¿Por qué contratar un decorador? Delegar esta tarea en manos de un profesional es todo ventajas:

  • Más luz: se persigue la búsqueda de la luz, la apuesta por lo natural. Es por ello, que un decorador sabrá cómo sacarle el máximo partido a cada estancia de la casa, para hacer que entre más luz; con materiales apropiados.
  • Las tendencias: un buen profesional de la decoración está al tanto de las tendencias. Sabe lo que se lleva y apuesta por ello a caballo ganador. Si combina esto con los gustos de los clientes, el éxito está asegurado.
  • Materiales a mejor precio: el decorador domina los materiales. Sabe cómo conseguir lo que desea el propietario y lo que le apetece al mejor precio posible. Lo que puede ser una excelente inversión.
  • Diseñar mejor los espacios: delegar esta tarea es fundamental pensando en el diseño de los espacios, que los pueden acondicionar mejor a nuestras necesidades.
  • Revaloriza más tu inmueble y le sacas más partido: no solo podrás disfrutar más de la vivienda si es para ti, sino que será una inversión muy bien invertida en términos de rentabilidad, dado que ayudará a rentabilizar tu vivienda; para que la vendas por más.

Ten en cuenta, que el interiorista y diseñador guía a los propietarios, le hace ver lo que necesita y no se da cuenta. Por lo que, la clave de estos profesionales es que no solo tienen muy buen gusto y quedará espectacular, sino que sabe mezclar ese buen gusto con las necesidades de los clientes.

¿Y el presupuesto? Lo habitual es un coste entre el 5 y el 10% del total del presupuesto. Pero depende mucho del profesional. 

Los hay que cobran por horas, por habitación, por metros cuadrados… Lo ideal es negociar con el interiorista su tarifa, para conseguir el mejor precio.

Así que, si vas adelante con la reforma integral, no dudes en añadir este extra, merecerá y mucho la pena. ¿Te echamos una mano con ello?

Otras entradas de nuestro blog

Vivienda con zona chill out en Madrid
Casa recién reformada en Madrid
Vivienda de techos altos

Comparte este trabajo: