Comparte este trabajo:

¿Cómo mejoramos la eficiencia energética de una vivienda?

A todos nos gusta la idea de dotar a nuestro hogar de más eficiencia energética. Están día sí y día también diciéndolo en todos los medios. Que si energía renovable, que si sostenibilidad, que si “vida verde” o transición ecológica. Pero, ¿realmente sabes qué es la eficiencia energética?

En este artículo te vamos a contar todo lo que tienes que saber sobre la eficiencia energética y cómo incluirla en tu vivienda para que esté al punto.

¿Qué es la eficiencia energética?

El concepto de eficiencia energética hace referencia a aquellas viviendas que tienen un consumo de energía inferior a la media establecida. Es decir, significa mantener un consumo de luz, agua y gas responsable.

Pero esto ya no tiene que ver con el ahorro económico, que también, sino más bien por la mejora de la sostenibilidad. Uno de los temas más actuales.

Las personas que tienen mayor eficiencia energética en sus hogares usan en su inmensa mayoría, energía renovable. Como por ejemplo las placas de sol.

En España se está llevando a cabo un cambio drástico de cara al 2050 para mejorar la energía de todas las viviendas y reducir la cantidad de CO2 que emitimos al aire. Por media, una casa puede emitir 12,5 toneladas de esta sustancia.

¿Cómo mejoramos la eficiencia energética?

Cada vivienda cuenta con un certificado de energía. Esto es una especie de documento obligatorio para la venta o alquiler de un hogar que te dice cómo está de energía el inmueble. Evalúa el consumo energético y las emisiones que emite. Consta de 7 niveles desde la A a la G siendo la “A” el mayor beneficio energético y la “G” la peor parte.

Sin embargo, aunque tu vivienda no cuente con un nivel muy alto de eficiencia energética y no tengas energía renovable, hay una serie de cosas que puedes hacer en tu casa para ahorrar más energía:

  • Cambiar electrodomésticos viejos. Antiguamente no estábamos tan concienciados con el cambio climático y la contaminación que producimos en las casas. Por eso, muchos de los electrodomésticos antiguos consumen un montón de energía. Cámbialos por nuevos y que tengan un consumo más eficiente.
  • Mejorar el aislamiento de la vivienda: casi el 70% de la energía se pierde por un mal aislamiento en ventanas, paredes o puertas. Aunque sea una inversión el hecho de aislar o cambiar ventanas o puertas, lo notarás de cara al futuro.
  • Reducir el consumo de agua. La lavadora, lavar los platos o ducharse son técnicas que hacemos a diario en las que se pierde mucha agua. Aquí tienes que pensar en un consumo responsable.
  • Calefacción o aire acondicionado controlado. Los materiales de la vivienda también ayudan a mantener la calefacción o el aire acondicionado. Es decir, hay materiales que aguantan más el calor o el frío. Ahí tienes que ver qué te conviene más.
  • Luz natural. Ten en cuenta que cuanta más luz natural entre en la vivienda, más ahorrarás porque no necesitarás apenas encender todas las luces.

Y tú, ¿ya haces estos consejos? Debemos estar concienciados en que debemos cambiar nuestros hábitos. No de manera brusca pero sí poco a poco. Solo así conseguiremos ayudar al planeta. En OTTO tenemos un enfoque innovador y eficiente. Por eso, estamos del lado de la sostenibilidad y eficiencia energética.

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: