Comparte este trabajo:

Cómo hacer de tu oficina en casa una habitación funcional

Con el auge del teletrabajo, cada vez más personas invierten en crear su pequeña oficina en casa. Si te lo estás planteando, en la siguiente guía te contamos cómo hacer una oficina funcional en casa sin morir en el intento.

Guía para crear la oficina perfecta en casa

Define un espacio concreto en casa

Lo primero que necesitas hacer para crear la oficina perfecta en casa, es destinar un espacio para que sea uso exclusivo del trabajo. Sabemos que si tienes pocos metros puede resultar complicado, pero se pueden conseguir maravillas con una pequeña reforma.

¿Has pensado en tirar un tabique para ampliar una estancia y tener más metros? De esta forma, podrías crear un espacio diáfano y colocar a una esquina la oficina.

Otra opción, si quieres crearla directamente en el salón o en una habitación, pasa por elegir una esquina donde colocar la mesa y volverla más acogedora. Con una mesa y unos cuantos elementos decorativos lo conseguirás fácilmente.

Luz

Para que no te duela la vista, es importante que vaya acompañada de una buena luz, pensada para oficinas. Si tienes luz natural, mucho mejor. Pero ojo, evita que te dé el sol en la pantalla, dado que podría resultar muy molesto al impedirte visualizarla correctamente.

La clave está en tener luz natural de fondo, sin que llegue a incidir directamente en tu pantalla. Sí no la tienes, opta por una buena luz artificial. Puedes contratar un estudio de luces y que unos profesionales te coloquen una buena iluminación. Por ejemplo, haciendo rozas o moviendo puntos de luz.

La importancia de los colores

Tener el color blanco de fondo es sentar unas buenas bases para un despacho, dado que partimos de un espacio zen y agradable. Pero no es lo único con lo que debes jugar, dado que hay colores que tienen un significado concreto. Por ejemplo, el azul favorece la concentración y el rojo y el naranja estimulan la creatividad.

Para conseguir este efecto, puedes contratar a un pintor para que te pinte la zona del despacho. Si va a ser solo una esquina, podrías separarla directamente con pintura, creando un espacio aparte.

Ergonomía

Otro de los aspectos a tener en cuenta, es el tema de la ergonomía. El ordenador debe estar en el medio y medio de la mesa y frente a ti, procurando no tener el cuello girado ni el tronco. Lo ideal es estar a unos 40 cm de la pantalla.

Para trabajar la ergonomía también necesitas disponer de una silla cómoda con respaldo y la pantalla bien colocada frente a tus ojos, para que no mires ni hacia arriba ni hacia abajo.

Enchufes

También es importante que te centres en los pequeños detalles, como algo tan básico y necesario como tener al menos un enchufe cerca al que conectar una regleta. Recuerda que en caso contrario, se pueden hacer rozas para moverlo.

¿Te ha quedado alguna duda? Si quieres que te echemos una mano para crear tu propia oficina en casa, recuerda que podemos ayudarte.

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: