Comparte este trabajo:

¿Qué es una reforma integral? ¿Por dónde la empiezo?

Siempre os contamos cosas a tener en cuenta cuando se hace una reforma integral pero nunca explicamos lo que es realmente.

En este artículo te contamos qué es una reforma integral, por dónde la debes empezar y todo aquello que debes saber sobre este tipo de obras.

¿Qué es una reforma integral?

Una reforma integral consiste, como su propio nombre indica, en una reestructuración de toda una vivienda. Es decir, se cambia toda la casa. Sin embargo, no solo es arquitectura lo que se toca. También hay otros factores que la gente desconoce. Como por ejemplo:

  • Suelo
  • Carpintería
  • Redistribución
  • Iluminación/ventanas
  • Calefacción

Por tanto, se habla de reforma integral cuando se incluye todo esto. En la teoría no se puede dejar nada fuera porque si no, ya no sería algo integral.

Sin embargo, sí hay veces que de esta reforma integral se excluyen ciertas partes como por ejemplo el exterior de la vivienda, los patios, porches y piscinas. En muchos de los casos, los propietarios o ya han remodelado la zona de fuera o lo harán más adelante.

Lo que no se puede considerar aunque a veces pase es que, haya habitaciones específicas que no se reformen. Muchos clientes creen que no pasa nada si no reforman un cuarto de baño o la cocina. Una práctica que para nada recomendamos ya que la vivienda debe ir en sintonía con el resto de la casa.

A pesar de estas opciones, se sigue hablando de reforma integral en cualquiera de los casos porque ya el concepto está muy interiorizado en aquellas personas que van a realizar la obra.

¿Por dónde empiezo la reforma?

Para alguien nuevo en esto y que no conozca ningún estudio de arquitectura, nuestro consejo es que mire los años de experiencia y todos los proyectos realizados. Además de presupuesto en cada estudio.

Desde OTTO Rehabilitaciones sabemos que no es fácil confiar tu sueño de vivienda a terceros, pero es necesario. Nosotros contamos con muchos años de experiencia y tenemos un proyecto de desarrollo que cada vez va a más.

Una vez escogido el estudio que te va a realizar la reforma integral, deberás poner en su conocimiento tu idea de vivienda. Aquí la comunicación es muy importante porque un mal entendimiento puede acarrear grandes pérdidas económicas y de tiempo.

Cuando se haya realizado ya el estudio previo de la casa y se haya gestionado bien lo que se quiere, el siguiente paso es plantarse en el ayuntamiento a pedir permisos y papeles. Todos dependen de las obras que quieras realizar.

De esta forma, si tienes que ocupar la calle por unas horas para meter material, deberás notificarlo y pedir una licencia específica.

Una reforma integral…

Una reforma integral puede resultar bastante engorrosa. Habrá momentos en los que te comas las uñas del estrés porque solo salgan problemas y otras que no estés nada preocupado porque todo va como la seda.

Tienes que confiar en los profesionales escogidos y considerar también el hecho de que puede que pagues más de la cuenta. O puede que menos. ¡Eso nunca se sabe!

Lo que sí debes saber es que OTTO Rehabilitaciones está su entera disposición para cualquier consulta, pedida de presupuesto o información que quieras sobre su vivienda.

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: