Comparte este trabajo:

Reformas sin licencia: todo lo que tienes que saber sobre ellas

Lidiar con la burocracia puede quitarnos las ganas de querer hacer una reforma. Sin embargo, estás de suerte, porque hay muchas reformas que puedes hacer sin necesidad de licencia. Ven a descubrirlas con OTTO Rehabilitaciones.

Reformas para las que no hacen falta licencia

En la actualidad, existen obras que no requieren de licencia. Es decir, no tienes que pagar tasas ni informar al Ayuntamiento de dichas obras.

Resulta interesante, porque el tema del requerimiento de los permisos puede resultar lento y retrasar la obra muchos meses. Pero eso no es todo, porque puede resultar complejo y hacer que tengas que pagar altas tasas o que incluso no puedas emprender la obra deseada.

Por lo tanto, volviendo al tema de las obras sin licencia, que sepas que las que puedes hacer son las consideradas obras menores. Es decir, cambio del suelo, de las puertas, pintar la casa, poner unas persianas nuevas, cambios de enchufes, arreglos de fontanería, los alicatados, soldados, calefacción, etc.

En resumen:

  • Nuevo suelo por encima del que ya tienes
  • Lacado de la carpintería
  • Pintura de toda la casa
  • Cambiar unas puertas por otras
  • Nuevo rodapié
  • Cambiar las persianas
  • Arreglos en la fontanería o la instalación
  • Cambios en el alicatado de baños o cocinas
  • Nuevo mobiliario
  • Nuevos electrodomésticos
  • Otros arreglos menores

Para algunas de estas obras necesitarás enviar solo un documento informativo de comunicación previa, aunque muchas personas no suelen informar de ello principalmente por desconocimiento o porque realmente no lo consideran necesario, dado que son obras “silenciosas” en las que nadie va a saber que estás haciendo.

Sin embargo, este documento nos puede ser útil si un vecino nos denuncia por hacer ruido, porque si eso ocurre, el Ayuntamiento podrá decirle que tiene todo el derecho del mundo a hacerlo, dado que ha informado de esas pequeñas obras y le han sido concedidas.

Pero ten en cuenta que, cada Ayuntamiento puede exigir sus propias condiciones y la normativa puede ser diferente. Por eso es importante que lo consultes. Si realizas obras sin licencia que sí lo requerían, podrías enfrentarte al pago de una multa, sobre todo si los vecinos deciden avisar a la policía o denunciar.

Nuestro consejo: consulta siempre la normativa vigente

La normativa cambia a cada poco y es importante estar al día para evitar problemas. Pero sabemos que para el ciudadano de a pie puede resultar lioso acceder a la información, por eso lo mejor es dejarlo en manos de profesionales. Nosotros nos encargaremos de todo por ti.

Además, si tienes dudas sobre las obras que quieres hacer en Madrid, te informaremos de si necesitas licencia para algunas y de si tienes que pagar algún tipo de tasa. Por eso no te preocupes, porque estamos para guiarte en todo y para ofrecerte alternativas si quieres evitar el tema de las licencias.

¿Te han quedado dudas? Como ves, las obras no siempre van asociadas a los permisos o licencias. Puedes hacer muchos retoques o saneamientos en casa sin necesidad de ir al Ayuntamiento. ¡Ponte manos a la obra!

Otras entradas de nuestro blog

Comparte este trabajo: