Comparte este trabajo:

Suelo radiante-refrescante: ventajas e inconvenientes de este sistema

Si estás pensando en poner suelo radiante-refrescante en casa, seguro que antes de hacer la inversión quieres conocer todas las ventajas e inconvenientes que presenta este sistema. Es de lo más avanzado y mejor que encontrarás en el mercado para tener calefacción y temperatura más fresca en verano. Conócelo:

Pros y contras del suelo radiante refrescante

A la hora de poner un sistema de calefacción en casa, es normal contemplar todas las opciones. En este caso, tenemos un sistema de calefacción que se pone bajo el pavimento de la vivienda y que hace que sea realmente cómodo, dado que la temperatura es homogénea todo el año y eso hace que tengamos un gran confort y bienestar.

Pero, ¿qué ventajas y desventajas presenta esta opción? Empezando por los pros:

  • Más confort que con cualquier otro sistema: invertir en calidad de vida es importante porque solo se vive una vez. Si se puede hacer frente a la inversión, es la mejor opción, dado que permite estar más cómodo y disfrutar de un bienestar que difícilmente podríamos conseguir en otro sitio.
  • Sensación térmica más agradable: a veces gastamos mucho dinero en calefacción con otros sistemas pero aunque marca una temperatura buena, tenemos frío o no estamos del todo cómodos. En este caso, como el calor va de abajo a arriba, la temperatura es mayor en los pies y la sensación térmica es mejor, por eso se agradece más y se disfruta más con este sistema.
  • Ahorro considerable en la factura de la luz: gracias a su rendimiento, el consumo es menor, porque proporciona un gran bienestar y confort a una temperatura baja de apenas 30 a 45 grados. Otros sistemas de calefacción tienen que llegar a 80º o más, por lo que se ahorra dinero en la factura de cada mes, que también es importante.
  • Más ecológico que otros sistemas de calefacción: es importante invertir en soluciones sostenibles y esta es, sin duda, una de ellas. Esto se debe a que es más responsable con el medioambiente respecto a otros sistemas de calefacción, porque nos permite tener la casa caliente a una temperatura menor y pagar menos en la factura. Es todo ventajas.
  • Es más estético: los radiadores no gustan nada a los usuarios, sobre todo cuando hacen una reforma integral en sus casas y se topan con que los radiadores tienen unos diseños que dejan mucho que desear o que los únicos algo bonitos son prohibitivos en cuanto a precio. En este caso, al no verse, es un sistema de calefacción más estético y es algo importante a considerar.
  • Aprovechan mejor el espacio: no hay que lidiar con molestos radiadores por el medio que ocupan espacio y permiten colocar bien los muebles. Tenemos más espacio para disfrutar visualmente, que parezca más grande la estancia y podemos poner muebles donde iría un radiador. Es ideal para casas pequeñas y de todo tipo.
  • También proporciona refrigeración: otra ventaja de optar por este sistema de suelo radiante y refrescante, es que va un paso más allá de los radiadores porque aquí también podemos tener agua fría que circule y nos dé una sensación agradable en verano. Sin necesidad de comprar aire acondicionado.

¿Y sus desventajas? Principalmente:

  • Inversión alta: evidentemente, es un sistema de calefacción más costoso y para el cual necesitamos hacer una inversión más fuerte de dinero. No todas las personas se lo pueden permitir, pero quien pueda, es un acierto.
  • Si no se usa, no compensa: es un tipo de sistema que merece la pena si se usa y se pone mucho. Para poner un par de días ocasionales del año no se recupera la inversión, aunque igual es cómodo.

¡Esperamos haber resuelto tus dudas!

Otras entradas de nuestro blog

Ventanas aislantes de PVC con doble acristalamiento tras una reforma integral

Comparte este trabajo: