Cocina rústica blanca: la tendencia más acogedora

¿Quién dijo que las cocinas rústicas estaban pasadas de moda? Lejos de ser un estilo obsoleto, la decoración rústica es un estilo cada vez más demandado y en continua evolución para incorporar nuevas tendencias.

Una cocina rústica es todo un reclamo para quienes buscan lo mejor de lo campestre y hogareño, pero sin la necesidad de tener que ceñirse a la oscuridad que puede producir en ocasiones el estilo rústico. Pero, ¿cómo obtenerlo? En OTTO Rehabilitaciones te mostramos todos los consejos, recomendaciones e ideas para conseguirlo.

¿Por qué escoger el blanco para una cocina rústica?

Una cocina blanca rústica es indiscutiblemente una alternativa maravillosa para traer lo mejor del mundo rural a la vida cosmopolita. Si incorporas el color blanco, el resultado será de mayor calidez, mayor sensación de amplitud, limpieza y atemporalidad.

Jugando con otros colores y materiales, en paredes, muebles y en el resto de elementos decorativos, podrás lograr romper con la monotonía y crear una cocina con mucho estilo y personalidad.

Además de su versatilidad y encanto, te mostramos varios motivos para escoger el color blanco como base de tu cocina rústica:

1.   El blanco es un color fresco, limpio y que proporciona luminosidad

Puedes incorporar el color blanco tanto en las paredes, los techos, los suelos, los muebles, los detalles y/o la iluminación. En lugar de un blanco puro, también puedes decantarte por un tono blanco roto o crema para un acabado más cálido y relajante.

Ambos colores, blanco puro o crema, encajan a la perfección con cualquier estilo de cocina, desde la más tradicional y rústica a la más contemporánea.

2.   El blanco es perfecto para jugar con distintos colores y materiales

Una cocina rústica blanca es perfecta para jugar con distintos acabados que pueden tener como resultado alternativas muy diferentes y totalmente adaptadas a tu estilo más personal. Puede combinarse con colores claros, pastel, oscuros o incluso los más vivos como el rojo.

Además, admite todo tipo de materiales para crear ambientes rústicos, como por ejemplo el mimbre, la madera, el ladrillo o el mármol. El contraste de materiales y de colores es muy original y el color blanco te permite dar protagonismo a aquello que tú desees.

3.   Una cocina blanca no desentona cuando está abierta a un salón-comedor

Actualmente, es muy habitual tener casas tipo loft o viviendas diáfanas con la cocina abierta a la zona del salón-comedor.

En la vida urbana, este tipo de espacios son tendencia y es por eso que las cocinas blancas están cada vez más de moda. Si añades a esta perfecta combinación, un toque rústico, obtendrás un resultado increíble, por ejemplo, incorpora un toque único con una cocina que se funda con el comedor moderno, pero con un aire rústico gracias al techo de madera con vigas a la vista, las lámparas de mimbre y una alfombra de ratán.

En el caso de los espacios abierto para cocinas, la mejor alternativa es separar las zonas mediante una isla, que pude ser por ejemplo de obra, para un toque más tradicional o de mármol, para un estilo más elegante y sofisticado.

4.   Una cocina rústica blanca es la alternativa más cálida

¿Por qué una cocina rústica tiene que ser oscura y apagada? Aunque es cierto que el estilo rural más tradicional es algo apagado debido a sus colores (marrones, verde, madera oscura, envejecida…), en las variaciones más actuales y contemporáneas, el juego con tonos más claros como el blanco, el beige y los tonos pastel hace que el estilo rústico se vuelva mucho más cálido y acogedor.

En las cocinas rústicas blancas, la mezcla de materiales siempre es un acierto

Las cocinas rústicas blancas combinan perfectamente con infinidad de materiales distintos, que le proporcionan personalidad y las convierten en un lugar mucho más íntimo y agradable. Por ello, desde OTTO Rehabilitaciones, te mostramos algunos ejemplos muy sencillos de poner en práctica:

1. Encimeras de madera

La madera no suele ser la alternativa más utilizada para las encimeras, pero es sin duda una excelente superficie de trabajo para cocinas.

Las bancadas de madera proporcionan personalidad y, sobre todo, transmiten calidez. Son perfectas para combinar con cocinas rústicas blancas aportando un toque muy hogareño.

Si estás interesado en usar madera para tu cocina, no te pierdas la entrada del blog: “Maderas para cocinas: variedades y calidades de este material”.

2. Encimeras de mármol

Más clásica que la opción anterior. Su calidad es excelente, y actualmente muchas personas escogen esta alternativa para su vivienda por sus maravillosas características y la elegancia que proporcionan a las cocinas.

3. Una mesa de madera envejecida

Se trata de una pieza que puede marcar sin duda la diferencia en una cocina. Decídete por una mesa antigua restaurada para que se convierta en el foco principal de la estancia. Puede ser una mesa perteneciente a algún familiar, una reliquia que ha pasado de generación en generación, o también puedes encontrar una en alguna tienda de muebles vintage.

Cuantas más vetas y nudos tenga, mejor, puesto que el efecto de mueble envejecido es justo lo que mejor combina con el estilo rústico. Incluso si eres más atrevido puedes lograr una de algún color, para hacer contraste con el color blanco.

4. Lámparas y alfombras de mimbre

Los elementos decorativos de fibras naturales no pueden faltar en ambientes rústicos.

Si tu cocina es de color blanco, además estas texturas pueden proporcionar la calidez necesaria para conseguir un acabado mucho más íntimo.

5. Una isla de microcemento

Una isla de obra de microcemento puede ser el foco de todas las miradas. Sin duda alguna, los muebles de obra son capaces de transportarte a la casa de campo de tus abuelos.

Los muebles de obra también son una excelente opción en las viviendas actuales, ya que son muy versátiles, muy resistentes y muy duraderos y para cocinas rústicas pequeñas son los más adecuados, puesto que con ellos se puede optimizar y aprovechar mucho el espacio disponible.

Si nuestras recomendaciones te han parecido interesantes, no dudes en crear tu cocina rústica, blanca, luminosa, cálida y siempre fiel a tu estilo.

Si necesitas ayuda para conseguir la cocina rústica de tus sueños, contacta con nosotros. Desde OTTO Rehabilitaciones te ayudaremos en todo lo que necesites, ¡llámanos!

Otros artículos

Reforma de local a clínica dental: ¿qué debo tener en cuenta?

Reforma de local a clínica dental: ¿qué debo tener en cuenta?

Reformar un local comercial en una clínica dental es un proyecto complejo que requiere una cuidadosa planificación y consideración de múltiples factores. Desde el diseño del…
¿Cómo hacer una reforma de dormitorio de matrimonio?

¿Cómo hacer una reforma de dormitorio de matrimonio?

El dormitorio de matrimonio es, sin duda, una de las estancias más cruciales de cualquier hogar. A menudo, se convierte en un santuario personal destinado al…